¡Feminismos! Eslabones fuertes del cambio social

Los artículos

Las mujeres africanas se enfrentan al extractivismo

, por HARGREAVES Samantha

WoMin es una alianza feminista africana fundada en octubre de 2013. Encabezada por mujeres, la alianza trabaja junto a sus aliados y asociados, repartidos en catorce países del Este, Oeste y Sur del continente africano quienes se han unido para combatir el modelo de desarrollo dominante: un modelo patriarcal, capitalista y extractivista. Asimismo, la alianza se dedica a formular alternativas de desarrollo, desde el punto de vista privilegiado de la clase obrera africana y de las mujeres campesinas.

Evento organizado por WoMin en enero 2015 sobre el tema : “Las mujeres defienden su posición acerca de la industria del carbón”. Foto : Heidi Augustad, WoMin .

El extractivismo se refiere a un sistema de acumulación basado en la sobreexplotación de los recursos naturales no renovables, cada vez más escasos. Esto ocurre especialmente en zonas geográficas consideradas periféricas o "no productivas", lo cual da lugar a un modelo de desarrollo extremamente explotador y caracterizado por la desigualdad. Las poblaciones rurales y campesinas del continente africano han sido despojadas de sus tierras, de sus recursos acuíferos y de sus bosques a través de sucesivas oleadas de colonialismo y neocolonialismo. Han estado bajo el yugo de las grandes empresas transnacionalesque los han convertido en víctimas de la explotación de mano de obra barata y no remunerada, la cual es principalmente desempeñada por mujeres.

El posicionamiento político de WoMin- el que guía tanto su análisis como su labor, es que el extractivismo tiene efectos muy dañinos sobre el empleo, los medios de subsistencia, los cuerpos y las vidas de las mujeres campesinas y de la clase trabajadora en África. Las mujeres campesinas producen entre el 60 y el 80% de todos los alimentos consumidos en los hogares rurales. Ellas administran también los recursos de propiedad común, tales como el agua y los bosques; además la reproducción social de sus familias y comunidades recae principalmente sobre sus hombros. Por lo tanto, el acaparamiento de la tierra y del agua, junto a la contaminación y a la violencia que van de la mano del extractivismo afectan sobre todo a las mujeres.

A menudo, estos efectos dañinos hacen que sus días de trabajo no remunerados se multipliquen: son ellas las que deben cuidar de los enfermos, caminar cada vez más lejos en busca de electricidad y agua potable, y quienes tienen que buscar formas de generar ingresos adicionales para complementar el sustento familiar que se ha visto interrumpido por las expropiaciones del extractivismo. La falta de derechos formales de acceso a la tierra se une a las prácticas y creencias de la herencia patriarcal que las excluyen de los procesos de toma de decisiones referentes al desarrollo local.

El gran impacto del desarrollo extractivista sobre las cuestiones de género constituye el trasfondo que dio a luz la existencia y la labor de WoMin. Esta alianza feminista es la respuesta a la invisibilidad abrumadora del enfoque sobre los derechos de la mujer o la justicia de género en la lucha contra las industrias extractivas y el extractivismo. Este fenómeno de invisibilidad de la mujer abarca tanto la visión del sector extractivo, como la de la justicia ambiental y la de las organizaciones que defienden los derechos de las mujeres. WoMin busca cubrir una brecha dentro del movimiento "tradicional" de mujeres , tanto a nivel nacional como regional. Este último ha dejado un vacío al seguir una trayectoria reformista liberal que aborda cuestiones del ámbito de los derechos de la mujer tales como la participación política, la violencia contra las mujeres y la salud reproductiva; sin vincular las causas de la opresión de la mujer con el capitalismo neoliberal.

La visión de WoMin es de una África en el que todas las mujeres ejerzan control sobre sus tierras, medios de subsistencia, recursos naturales, cuerpos y patrimonio cultural. Su misión principal es apoyar el desarrollo e impulsar la creación de un movimiento de mujeres- quienes son las más perjudicadas por los despojos y la violencia asociada con el capitalismo patriarcal extractivista que acecha la región y que opera a través de diferentes contextos. WoMin organiza, apoya y hace visibles las alternativas de las mujeres campesinas y de la clase trabajadora africanas. Junto con la investigación académica (por lo general, con una orientación hacia la acción participativa feminista), construye una nueva base de conocimientos que incorpora la necesidad de alternativas de desarrollo.

Por último, WoMin promueve el avance de los conocimientos y de la organización de las mujeres campesinas y de la clase trabajadora - a través de la investigación-acción participativa feminista- campañas impulsadas desde la base, la educación política feminista, la concientización y los intercambios de solidaridad. El hilo que une todos sus variados esfuerzos es el de "crear alternativas".

En este momento, la organización está comprometida con la ardua labor de esbozar un sistema social ecofeminista, democratizado, de energías renovables;y redactar una agenda de justicia climática alimentada por las realidades cotidianas de las mujeres africanas quienes son las que más sufren el impacto del cambio climático.