¡Feminismos! Eslabones fuertes del cambio social

Los artículos

Harassmap, una herramienta de asistencia a las víctimas de agresiones

, por GOMMES Julie

A finales de 2010, en Egipto apareció el sitio Harassmap (literalmente "Mapa de acosos"), el cual propone cartografiar en directo las agresiones o acosos a mujeres, gays y queers en la ciudad de El Cairo. El principio es simple: con la ayuda de un teléfono móvil (el 97 % de los habitantes tiene uno), basta conectarse al sitio o enviar un SMS - que es aún más rápido - para que la víctima comunique en pocos segundos su agresión: insultos, tocamientos, golpes, o incluso acoso.

El objetivo es indicar dónde y cuándo los acosadores atacan, y a la vez permitir a las víctimas hablar sobre su agresión. En muchos casos, no pueden denunciarlo porque la falta recaería sobre ellas ("Tu velo estaba mal puesto") o porque podría provocar una deshonra a su familia ("Eso te pasa porque eres una chica fácil"). La situación fue representada muy bien en la película de Mohamed Diab titulada 678 [1], estrenada a finales de 2010.

Las Egipcias y extranjeras han decidido poner el dedo en la tecla para denunciar. Denunciar esos tocamientos, denunciar a esas personas que las siguen, que les exhiben sus atributos en cualquier esquina. Denunciar los insultos, todo aquello que no pueden hacer en una comisaría. Mediante el mapa, estas mujeres encuentran un lugar de expresión donde pueden reivindicar lo que han vivido sin ser juzgadas.

Los fundadores de este sitio, pertenecientes a diferentes ONGs, han trabajado con las tecnologías libres Frontline SMS y Ushahidi que permiten, precisamente, que las declaraciones sean anónimas. El sitio, que ha ido evolucionando, propone a partir de ahora diferentes servicios como la creación de safe zones ("zonas seguras") en las empresas. Asimismo, fomenta la participación de las mujeres en grupos de apoyo o en grupos militantes para intensificar el esfuerzo de movilización colectiva lejos del teclado del ordenador o del teléfono con el objetivo de expresarse y de reaccionar en el día a día.

También da la posibilidad a los transeúntes de señalar las agresiones de las que son testigo. Este mapa de El Cairo puede ser consultado en cualquier momento para conocer el conjunto de los datos o buscar un tipo de agresión precisa: stalking (persecución), llamadas de teléfono, tocamientos, exhibicionismo, violaciones, etc. Harassmap es un servicio importante sabiendo que al momento de su creación, el 83 % de las egipcias indicaba haber sido víctima de agresiones sexuales. Para las mujeres extranjeras que viven en Egipto, el porcentaje llega a un 98 %, según datos obtenidos en un estudio realizado por una ONG local.

Sin embargo, la situación no ha mejorado. Un ejemplo de ello son las agresiones perpetradas durante la revolución de 2011 o las agresiones en masa ocurridas en 2013 [2]. Los poderes públicos, ya sean islamistas de Mohamed Morsi, que no se inclinan verdaderamente por la emancipación de la mujer; o ya sean los militares de Sisi, más bien hostiles a la evolución de las libertades públicas, no han tomado ninguna medida en aras de mejorar la condición de las mujeres ni de las minorías sexuales [3] que sufren las agresiones en un ambiente de indiferencia general. En Egipto, la homosexualidad todavía se castiga con la pena de muerte. Aún falta tiempo para cambiar las mentalidades y reducir las agresiones sobre este mapa de la ciudad.

No obstante, el que la denuncia sea realizada por un testigo- hecho cada vez más frecuente, ilustra un cierto cambio. Sobre todo, la influencia que ha podido traer el sitio Harassmap a la sociedad egipcia: mientras que la suerte de las mujeres le era indiferente a todos, incluso el tema era rechazado por algunos; las actitudes están empezando a cambiar lentamente, y cada vez más personas se preocupan por su situación y por las agresiones de las cuales ellas son víctimas.

De la misma manera, los grupos de apoyo, por mucho tiempo marginales, se multiplicaron, especialmente, en los barrios de empresas donde la población es de un medio social más elevado y tiene un nivel educativo superior. Se trata de un primer paso. Antaño confidenciales, estos grupos representan al mismo tiempo espacios de expresión, como lo es el mapa, y lugares de encuentro, donde se llevan a cabo la puesta en común sobre la sociedad egipcia y su evolución a través del prisma de los roles sociales asignados a las mujeres.

En estos grupos de apoyo, las mujeres ya no son víctimas sino leaders, piensan en el futuro, se expresan y es muy probable que ganen sin dificultades, un lugar más importante en la sociedad egipcia, ya que estos grupos atraen cada vez más militantes.

Será necesario más tiempo para cambiar por completo la situación, pero desde ahora, Harassmap, herramienta creada y pensada en pos de la cohesión social, ayuda a poner el tema de la violencia contra las mujeres en el debate público.