Es la política, estúpido

Por Thalif Deen

, por Inter Press Service (IPS)

NUEVA YORK, 26 may (IPS) - Las revueltas árabes y la creación del estado palestino marcan la prioridad de la cumbre del Grupo de los Ocho (G-8) países más poderosos, que comenzó este jueves en la localidad francesa de Deauville, desplazando los tradicionales temas económicos, como seguridad alimentaria y ayuda al desarrollo.

El encuentro "estará dominado por varias cuestiones de política internacional como la situación de Libia", indicó Rob Vos, director de la División de Análisis y Políticas de Desarrollo del Departamento de Asuntos Sociales y Económicos, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La crisis por el desastre de la central nuclear japonesa llevará a discusiones sobre estándares internacionales más estrictos.

Las repercusiones económicas de la recesión en la que entró Japón y la crisis financiera global también estarán en el tapete, así como la de la deuda de países europeos. Pero es probable que las implicancias políticas de esto último sean discutidas en el ámbito del Grupo de los 20 (G-20), añadió Vos.

La cumbre de gobernantes del G-20 se realizará en la sudoriental ciudad francesa de Cannes en noviembre de este año.

El G-8, compuesto por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón y Rusia, también se concentrará en el fortalecimiento de su relación con África, incluidas cuestiones de seguridad alimentaria, reducción de la pobreza y el papel importante de la agricultura para lograr esos objetivos, según el Instituto Internacional de Investigación en Políticas Alimentarias (Ifpri, por sus siglas en inglés).

Leer más en IPS