Agricultura industrial

La agricultura industrial agrupa al conjunto de las teorías y prácticas que apuntan a maximizar la producción por trabajador y por hectárea de agricultura aplicando principios de producción desarollados por la industria. Estos principios consisten en i) economías de escala a travès de la expansión, ii) la especialización de las explotaciones agrícolas hasta llegar a la monoproducción, iii) la reducción del nombre de activos por la motorización y en particular la adopción de tractores con potencia cada vez mayor, iv) la estandardización de plantas y animales, v) la integración dentro de una cadena de producción. El alto nivel de productividad y la reducción de los riesgos (enfermedades, sequía) se obtienen gracias a un nivel elevado de inputs: gasolina, abono, riego, pesticidas. La productividad de la agricultura industrial es ampliamente exógena en el sentido de que depende de factores importados. Se menciona a veces como « cultivo de plantas fuera de temporada ». El modelo extremo es la agricultura sin suelo : ganadería industrial, producción bajo invernadero. Los impactos inducidos sobre el medio ambiente y la alta dependencia a la energía fósil conducen a una contestación de la agricultura industrial en la mira de sociedades sostenibles.

Nouveautés

Formations

Ressources documentaires

Campagnes

À lire sur les sites des membres

Agenda

Tout l'agenda